miércoles, 2 de mayo de 2012

Desempolvé todas las cartas que hablaban sobre ti, las leí, no encontré nada más que infancias y sueños de superioridad. ¿Qué he aprendido? Mejor bailaré sobre ellas al compás del sol por sobre mi ventana. ¿Acaso no es dulce su calor y sentir que la niñez esta plasmada en un papel?
Así podría conocer un poco más de sus raíces y las mías para entender por que las cosas son como son.