martes, 8 de marzo de 2011

Lo mismo que tu

La vi con sus ojos sentada, una banca reposaba en su cuerpo. Un diario absorbía su cerebro y un cigarro quitaba el aire de sus pulmones.
Quizá un puzzle le regalaba ideas, letras y palabras que su mano recogían.
Después de 800 latidos, el suelo sostuvo sus pies, arrastró su cuerpo, un paso, luego otro y así un mundo que gira la llevó.
Seguí su cabello por unos cuantos suspiros. Un edificio de anchas puertas la tragó.
Finalmente, un pulcro piso la detuvo y a mi arrastró hacia ella, le dije "Pareciese hoy que todo está al revés"
Sus ojos perplejos me regalaron el valor "Debe ser porque ya no te veo como antes".
"Entonces dejemos este juego, ya era tiempo que sintieses lo mismo que yo"-.

No hay comentarios: