domingo, 16 de enero de 2011

sdfsdgjdshj

No quería destinarle ningún tipo de reparo a sus desiciones complejas e inentendibles, ni mucho menos a su silencio y auscencia que me descompensan.
Hoy intento lo mismo de siempre, pero desde la otra vereda, o tal vez haciéndole caso a mi no tan personal, pero si favorita, psicologa.

Para ...
Me encantaría no haberte contado tanto, otras veces no hacerlo más y finalmente sólo callar, el problema es que no soy bueno con los silencios.
Quizás hubiese sido más fácil sólo mirarte, aunque no me gusten tanto, tal vez te hubiese dicho mucho más o lo que aun no me atrevo a decir.

No hay comentarios: