martes, 23 de marzo de 2010

Sueño

Tu de escolar y yo como siempre, sólo hablabas sin parar como de costumbre, serena y decididamente, desesperado, casi al borde del colapso yo. Otra vez, solo hablabas palabras que no comprendí, como muchas otras de la que tantas veces me dijiste, y nisiquiera pude oir.
Caminaba de un lado para otro sin saber que hacer, sin tener la menor idea de que pudiese ser lo mejor, pero con todas las ganas casi impulsivas de hacer algo, algo solo algo, lo mas importante del mundo en ese momento lo perfecto y lo ideal.
Solo un beso, luego un abrazo, una mirada incredula y una sonrisa casi de cortesía, despues solo caminar un rato juntos y tu buscando algo en mi que jamas te quise mostrar.

viernes, 19 de marzo de 2010

Nada

Más dificil de decir, imposible, es que son muchas las cosas que pasan, muchas las que vivo, muchas las personas ahí. Creo que sus ojos tienen la respuesta a una pregunta que aun no formulo, que sus ojos me acompañarían por un sendero que el tiempo olvidó o que su extraña forma de ser puede darme el empujoncito que necesito para dejarla de lado.
Y para qué todo esto, si al fin nada tengo, nada de lo que quise en realidad existió, pero que aun sigo luchando y escapando (que raro), como fuerzas opuestas que al fin me dejan mas cansado y mas confundido en el mismo rincon.

lunes, 15 de marzo de 2010

Hoy, mañana y siempre

Dar un paso, otro más, volver a avanzar, por que no?
Hoy pensé en que las piedras ya pasé, que volví a sonreir, a vivir para mí.
Desperté con un sol en mi boca de un dulce color, me hizo sentir mil cosas que olvidadas estaban, quizás guardadas, tal vez regaladas.
Hoy son para mí, ayer de tí y que un mes me devolvió.
Hace un año grité en tu cara mis recuerdos, los guardé en mi caja secreta pero que nunca cerré, mañana me ayudarás a esconderla, mejor... tu no, dejemos que lo que me entregas lo haga, o tu ausencia me enseñe que nuestro destinó nunca existió.
Con el tiempo diré que tu corazón se cerró, para mí, y que sólo en un tiempo nuestras vidas compartimos, no como quisimos quizás, pero si como vivimos.
Ahora solo dormiré pensando en un momento mejor, lo imaginaré una vez más, lo crearé con mis fantasías y lo guardaré en mi corazón, para que en algún momento pueda estrujarlo y alimentarme de mis ideas, esas que esta noche me hicieron sentir feliz.

jueves, 11 de marzo de 2010

Un poquito de ti podría yo tener,
con tus suaves suspiros de miel,
en los que deleito mi corazón al despertar,
para más soñar con esos ojos que me hacen creer,
creer en que sólo puedo hacer lo que quiera hacer.

Con tu sonrisa de cristal,
puedo pensar en un futuro incierto,
que con esfuerzo pueda dibujar,
para salir del rumbo errante,
ese que atrapado me tiene.

Y al final, tengo tu sonrisa,
que cuando busca la mia la encuentra,
me invita a pensar,
en cómo podría yo tenerla,
tenerla sin que nadie pida un por que
y sin que nadie me diga algo que no quiera escuchar.