martes, 2 de junio de 2009

Me gusta

Mirarte cada vez que pueda, ahogarme un poquito más, hundirme en recuerdos, y dormirme pensando que te hago feliz. Me gusta no pensar tanto, porque se que todo está mal. Me gusta no soñarte tanto para que no me tortures todo el día, dejame la noche para mí y un poquito de felicidad. Me gusta no ser yo mismo, pintar una máscara más expresiva que todo lo que un día pueda decir, es que ya no quiero ser yo mismo, sabiendo que si lo hago todo esta mal. Me gusta, ya no tanto, ser así. Me gusta ver sonrisas, me gusta mi mundo feliz, pero a que costo?
Nunca me entenderás como yo tampoco te entenderé y es que no nacimos para hacerlo, y tu tía tenía razón. Me gusta ser así, aunque ya no me gusta tanto si jamás así seré para tí.

No hay comentarios: