sábado, 23 de junio de 2007

Cambiamos

creo que olvidé hecharle agua, o dejarlo a la luz, o cualquier cosa a la que antes ponia atención, y así dejo de crecer, dejó de ser lo mismo, de ser lo que me gustaba y necesitaba, mejor no recordar... es que las cosas cambian, y lo que eramos con el viento se va, asi como tus palabras quiza, y me gustaba robar tus palabras, hasta tus caras, y así las guardé ( ahora pienso: las guardé) para recordar [te] cuando quisiera, o sentirte cerca aunque sea un segundo, y creo que estabamos más cerca a traves del telefono que juntos, cambiamos y todo cambiaba, hasta olvidé tu número y es muy probable que tu el mío, y nos separamos poco a poquito y las palabras que nos univeron con el viento se marcharon.

viernes, 1 de junio de 2007

la audicencia esperaba, espectante de su resolución, y como todo habia comenzado, todo había terminado, porque se escapó como otras veces, y los dejó como siempre sentados en un rincón, esperando su por qué, esperando la realidad quitar, la fantasía sacar, y dejar que todo fuese como quizas debió ser, y es que nos privamos de todo lo que pudo dar, y cuando se le pregunta otra vez solo eso pueden esperar, sus maniobras para evitar, y sus ojos siempre abiertos, esperando ver algo para descifrar, y como si fuera poco un monton de cosas para leer, que va quitando todo lo que pudimos guardar, aunque sea superficial, y no importa que lo pueda adivinar, es por eso que se puso así, como a la mano para quien quisiera saber, y no importa si fue malo o bueno, por lo menos su respuesta esperaron, sentados como de costumbre, en el lugar de costumbre, los mismos rostros el mismo formato, y la misma respuesta de no palabras.


















y como la vi a mitad de la noche
lamente no tener una cámara,
solo la miré y de verdad que era hermoso,
aunque haya perdido su imagen,
se que la guarde muy profundo,
bajo toda su luz,
y espero que se repita
para refrescarme y decirme una vez más
como esperaba que fuera

Porque...no se

creo que hoy nos escapamos de la línea, trazamos unas cuantas, cientas, miles, nisiquiera juntas, y nunca lo harían y es que seguimos los caminos y nos volvimos a encontrar, dimos media vuelta y de nuevo a empezar, y asi seguimos hasta trazar otras cuantas miles y esto no se como acabar, y es que así sigo rayando esta hoja y no termino nunca, y no me canso de rayar y ponerle adornitos de esos bien feos que yo no mas entiendo, y me encantan los porques por que yo solo digo no se, y hasta los desespero con los porques y los no se, y es que me gusta esa cara de nada que intenta ser de algo y miro a los ojos y pregunto (a los ojos), y nunca hay respuesta, hasta aveces estas loco, y creo que no importa por que sigo rayando la oja y no le tengo un por que, incluso un no se tampoco es, y creo que es mejor y hasta peor, y no se como titularlo por que no tengo a quien preguntarle, es que no hay nadie y tampoco estoy, asi que no hablare.
Continuamos... y ahora se juntan, se siguen, se ahogan, y es que esta sobrecargado y alguna relación debería encontrarle, por los por que y como se que son palabras solo dire mi no se, y de nuevo a la cara de nada, y yo solo miro mi papel, bien arrugado y gastado de tanto rayar, y no me canso y pobre de el de baja ya debería estar, es que quiero juntar un poco para poder jubilarlo y enseñarle al nuevo todos sus antiguos secretos, para que el se acuerde por mi, y no se por que (estan juntos) total ni yo los entiendo, pero me gusta ver como sigo, y le pongo y le quito algunas cosas, y hasta son lo mismo o muy diferente y asi pasa una hoja cuando ya de rayar me e aburrido, y al otro día cuando sienta ganas de decirle a alguien (algo) un poquito tomaré mi viejo amigo para decirle unos secretitos, de esos que a pocos muestro y creo que no a muchos, es que solo son dos y yo ni los veo, aunque en el espejo los miro y me miran y con su cara de nada le pregunto lo que a mi me preguntan un nose y un por que y casi siempre me pregunto como terminar y la respuesta es la misma y no tendría por que ponerla por que ya lo debes saber.